¿Qué es Persecución?

Versión actualizada en agosto 2014

 

Algunos amigos nos preguntaron: ¿Qué es lo que, por ejemplo, estilos de música, Rick Warren, el catolicismo, el nuevo papa Francisco, el ocultismo, la teoría de la evolución y la psicología tienen que ver con la persecución de los cristianos? “¡Considerando la historia de vuestro ministerio, la temática de la persecución tendría que ser vuestro enfoque principal!”

 

Aquí quisiéramos dar algunas explicaciones sobre ello:

 

Después que con la ayuda de Dios logré fugarme de Alemania Oriental Comunista (la entonces llamada República Democrática de Alemania), en agosto de 1972, - encontrándome entonces todavía en los comienzos de mi caminar con Jesucristo - pensé que “libertad” era una de las cosas más importantes que el hombre necesita. ¡Y yo estaba entonces realmente feliz de sentirme “libre”! Mi primer desilusión fue cuando recordé que bajo el comunismo los cristianos quisimos vivir conforme a los preceptos bíblicos y no pudimos hacerlo o hubiéramos corrido grandes riesgos. Habiendo ahora llegado al otro lado de la “Cortina de Hierro” vi que los cristianos libres, que podían hacer todo para la honra y gloria de Dios y vivir y plenamente para Él... no lo hacían; sino más bien se afanaban en las cosas materiales y del mundo.

 

Ya entonces un detalle me llamaba la atención: unos cuantos cristianos occidentales practicaban la homeopatía, la acupuntura y otros métodos terapéuticos incompatibles a la luz de la Biblia (ver en el sitio materiales sobre ocultismo). Conseguí libros y folletos con el propósito de aprender al respecto. Luego comencé a repartir materiales en contra de estas prácticas; fue la primera etapa de un ministerio cristiano para el cual el Señor me estaba preparando.

 

No mucho más tarde conocí el ministerio de La Voz de los Mártires que ya estaba funcionando en muchos países incluso en Argentina. Con gran entusiasmo leí los libros del hermano Richard Wurmbrand (fundador de este ministerio) aprendiendo y creciendo en la fe. El libro “Fue Karl Marx un Satanista” me impactó de manera especial. Ya llevaba varios años en el “mundo libre” pero todavía coqueteaba con algunas ideas ateo-comunistas. En la escuela de Alemania Comunista había aprendido que Karl Marx era un gran filósofo que quería llevar a la humanidad a un paraíso terrenal. Fue por medio de este libro que Dios me abrió los ojos permitiéndome ver que Marx fue un satanista;  no quiso llevar a la humanidad al paraíso, sino al infierno. En aquel tiempo fui invitado a participar dentro de La Voz de los Mártires repartiendo los libros de Richard Wurmbrand, editando los boletines y dando charlas sobre el ministerio – ésta fue la segunda etapa del ministerio al que Dios estaba dirigiéndome.

 

En la escuela comunista había aprendido que la teoría de la evolución estaba comprobada y era cierta. Por el año 1988 me dedicaba intensamente al estudio de temas educacionales – ya que mis hijos pronto iban a tener que ir a la escuela. Me comenzó a preocupar el hecho que era la misma manera atea y humanista (ver nota abajo) de enseñar en las escuelas occidentales que se practicaba en la antigua Alemania comunista. Descubrí en este contexto que la creencia en la teoría de la evolución era un tipo de lavado cerebral que nos habían hecho. Existen muchos otros tipos de lavado cerebral y de algunos de ellos hablaremos, si Dios lo permite, en otro momento. Descubrí por ejemplo, leyendo y estudiando mucho, que las teorías de Darwin tenían como principal propósito destruir la fe cristiana. Descubrí que había muchos científicos que eran creyentes en Dios y que en la actualidad existe un gran movimiento de científicos cristianos que presentan evidencias contundentes de que la Biblia tiene razón al hablar de creación y no de la evolución progresiva – más bien el hombre se está degenerando más y más. La teoría de evolución es un medio que utiliza Satanás para atacar y destruir la fe cristiana.

Tristemente, en los países occidentales se adoctrina la mente de los niños de la misma manera y aún peor que en los países comunistas ¡ésto también es una forma de persecución! Comencé a difundir también libros para traer luz sobre esta temática. Esta fue la tercer área.

 

Ahora vamos a la cuarta etapa: El ataque a los cristianos bíblicos por medio de la religión cristiana. En algunos escritos de La Voz de los Mártires vi cierta afinidad con el Catolicismo. Esto me llamó la atención y comencé a estudiar y a leer muchos libros y pude conversar personalmente con varios ex-sacerdotes católicos. El consenso simplemente fue: Es muy difícil y hasta imposible que un católico sea creyente bíblico. Cuando un católico se convierte de verdad a Cristo y lo manifiesta públicamente, o lo echan o se va solo, porque la luz y las tinieblas no pueden tener comunión (2 Cor. 6:14-18). Para leer más acerca del catolicismo. El catolicismo corresponde a aquella “iglesia” descrita en Apocalipsis 17, fue una gran perseguidora de los creyentes bíblicos, mató millones y millones de cristianos, pero de ésto ya no se habla hoy. Hoy se abrazan evangélicos y católicos, y de esta manera nos quieren hacer volver al seno de esta Gran Ramera. ¡Ello sigue siendo otra forma de persecución! Observemos cómo el actual papa Franciso abraza a los evangélicos.

 

También hay una quinta etapa: Una vez leí el libro “¿Quién es Alá?”, que entonces sólo existía en inglés. Inmediatamente sentí que deberíamos traducirlo al español, lo cual pronto pudimos hacer. Ya antes, en el proceso de la apertura de los países comunistas del bloque de Europa oriental, había un cambio de atención de parte de nuestra misión: el enfoque comenzó a dirigirse hacia los países islámicos donde la persecución se tornó más feroz que bajo el comunismo (salvo Corea del Norte donde la brutalidad es indescriptible). Muchos comenzaron a preguntar y querer saber más acerca del Islam, pues lamentablemente muchísimos cristianos no sabían - y aún no saben bien - lo que esta religión significa. Muchos aún creen que el Dios de la Biblia, es el mismo Alá de los musulmanes, solo que es otro nombre. El mencionado libro precisamente nos abre los ojos con respecto a que ello no es así. Podemos ver también que el catolicismo está pactando por medio del ecumenismo con el islám.

 

En cierta oportunidad, allí por los años 80, alguien me informó con gran entusiasmo que un extraordinario y nuevo avivamiento había comenzado en Argentina. Lo característico era que la gente se iba cayendo hacia atrás perdiendo el control y entrando en un estado inconsciente o semiconsciente.

De nuevo comencé a observar y estudiar. En mi Biblia en ninguna parte encontré que hijos de Dios se cayeran hacia atrás. Encontré que el hijo de Dios se cae de rodillas y lo adora conscientemente a Él. Encontré que los enemigos de Dios se cayeron para atrás cuando fueron enfrentados por un siervo de Jehová.

Durante los años posteriores aparecieron otras locuras (perdón, no quiero ofender a nadie, pero creo que es así) como la “risa santa”, la imitación de animales, los “nuevos apóstoles” y ¿qué más?

Me atrevo a decir que enemigos del verdadero Evangelio presentaron con astucia estos fenómenos, aplicando un lavado cerebral a muchos creyentes: ésto también es persecución, ¡persecución del cristianismo veraz! Ahora me viene un pensamiento muy serio y triste: no ocurre hoy el mismo proceso como durante los siglos III y IV, descrito más abajo: el cristianismo protestante evangélico en gran parte está paganizándose tal como fue el proceso del nacimiento de la Iglesia Católica Apostólica Romana. Esto fue el punto numero seis.

 

Por supuesto también existe el otro extremo: los que se basan en 1 Cor. 13:10 dicen que las operaciones milagrosas de Dios y de Su Espíritu Santo han acabado: lo cual es también una forma de persecución, ¡persecución del cristianismo veraz! Esto podemos denominarlo punto número siete.

 

A fines de la década de los 80 comenzó el proceso de la caída de la llamada “Cortina de Hierro”. Richard Wurmbrand, que entonces vivía todavía, continuaba hablando de la persecución de los cristianos en los restantes países comunistas y en el mundo musulmán, pero no daba ninguna explicación con respecto a por qué razón el comunismo estaba acabándose. De nuevo comencé a orar, investigar y estudiar. Llegué a la conclusión de que el mundo libre y mundo comunista nunca fueron enemigos, colaboraron siempre y solo aparentaron enemistad para poder sojuzgar mejor a la humanidad. Ya los emperadores romanos tuvieron el lema “divide et impera” (divide y gobierna). Con el fantasma de un enemigo peligroso las dos partes pudieron esclavizar sus poblaciones (manteniéndonos ignorantes sobre estos hechos; esto es otro ejemplo de lavado cerebral). Cayó la cortina de hierro, pero se vislumbra algo mucho más funesto: un comunismo global, la globalización apocalíptica total conforme a lo que ya a Juan, el apóstol amado de Jesucristo, le fue revelado hace casi 2000 años atrás, según lo que podemos leer en el libro de Apocalipsis.

Pero al final de la década de los 90 los señores de este mundo inspirados por Satanás (compare con Mt. 4:8-9 y el Salmo 2) se dieron cuenta que para sojuzgar más fácilmente a la humanidad se necesitaba el fantasma de un enemigo: fortalecieron al Islam y esto es, como ya dijimos más arriba, la forma más cruel de persecución. Dentro de este contexto también se puede entender los sucesos en el norte de Africa con la llamada primavera árabe, que en realidad produjo un invierno para los cristianos de aquellos países y un fortalecimiento del extremismo musulmán.

 

Ciertamente podríamos agregar unos cuantos puntos más... Seguramente lo que escribimos aquí, será del agrado de algunos y a otros no les va a gustar. De todos modos, los desafiamos a que lean la Biblia y que nos demuestren con claridad qué es lo que no resulta cierto de cuanto reportamos aquí.

 

Abel fue asesinado por Caín (Gen. 4). Los dos ofrecieron sacrificios a Dios. El primero lo hizo con un corazón sincero, el otro ya tenía pensamientos inconformes con la voluntad de su Creador. La ofrenda del primero fue aceptada por Dios; no así la ofrenda de Caín. En ese momento el orgullo, la bronca y el odio que Caín tenía guardado salieron a luz y lo llevaron a asesinar a su propio hermano. Podemos concluir que éste fue el primer caso de persecución en la historia humana.

 

Luego, durante la historia del Pueblo de Dios (entonces los descendientes de Abraham, Isaac y Jacob – hoy día los que manifiestan su fe en Jesucristo), muchos, los más justos y santos de entre ellos, fueron perseguidos, sea por enemigos de afuera o por gente de sus propias filas. Los perseguidos generalmente llevaban una vida agradable y santa delante de Dios. Los perseguidores generalmente vivieron abiertamente en desobediencia y rebeldía contra la voluntad de Dios, imitando las costumbres paganas, entrometiéndose en el ocultismo y sacrificando a dioses ajenos. Este procedimiento no ha cambiado hasta el día de hoy.

 

Desde el comienzo de la era cristiana el pueblo de Dios (ahora los cristianos) siempre fue perseguido cuando quiso vivir de manera santa y agradable delante de Dios. Los cristianos auténticos fueron perseguidos cruelmente desde el primer siglo, es decir desde el momento de la crucifixión de Jesucristo hasta la actualidad con algunos períodos de relativa calma.

 

En la cumbre de la primera gran etapa de persecución alrededor de los siglos III y IV las autoridades políticas se dieron cuenta de que por medio de la persecución no pudieron exterminar al cristianismo. Optaron por permitirlo, hasta que lo declararon religión del estado. Ser cristiano ahora se convirtió en algo ventajoso. Todo el mundo quiso ahora ser cristiano, pero los nuevos cristianos en su mayoría no eran ya nacidos de nuevo (ver Juan Cap. 3). Costumbres paganas y dioses paganos fueron “cristianizados”. Nació la llamada Iglesia Católica Apostólica Romana. La fe cristiana auténtica y bíblica se transformó en religión.

 

Al cabo de no mucho tiempo esta “iglesia” (y otros desde luego también) comenzó a torturar y a asesinar a más cristianos tal como hizo el comunismo - ¡pronunciémoslo! Aunque en esta era de ecumenismo, algunos - o muchos - no quieren escucharlo.

 

Recordemos de nuevo a Abel y a Caín y el sacrificio agradable y el sacrificio rechazado por Dios.

En los países comunistas, agentes secretos se infiltraron astutamente entre las filas de los cristianos, no sólo para descubrirlos a ellos y a sus actividades, sino para alterar sus enseñanzas y costumbres, para desviarlos de los principios bíblicos y lograr convertirlos en colaboradores y adeptos de los planes y metas ateas comunistas. Lo mismo sucede hoy en el “Mundo Libre”, donde grandes y pequeñas denominaciones son presas de agentes y doctrinas no bíblicas, mientras que el pueblo duerme, no se da cuenta o no quiere darse cuenta.

 

Misiones como La Voz de los Mártires, Puertas Abiertas y tantas otras similares, se fijan - por lo general - en el hecho de la persecución actual en países comunistas (China Comunista, Corea del Norte, Vietnam, Cuba), los países musulmanes (el avance del Islam es un tema en si) y los países hinduistas y budistas. Es un hecho muy grave no darnos cuenta de que en nuestros países occidentales, “cristianos” y “libres”, se están llevando a cabo tremendos cambios culturales y estructurales, tanto en la sociedad como en las iglesias establecidas, los cuales ya nos hacen vislumbrar que la persecución vendrá.

 

Varias  mega-iglesias hoy en día se estructuran como empresas multimillonarias, el pastor principal recibe (o se atribuye) un salario suculento. De hecho muchas iglesias ya no son bíblicas, sino que se han transformado en organizaciones babilónicas (chocante ¿verdad?). Los cristianos no estamos tomando en serio las simples declaraciones de Jesucristo en el Sermón del Monte. Tendríamos que replantear y repensar ¿cómo debe ser la “iglesia”? y ¿cómo debe ser un cristiano? Un líder cristiano de la India, Zac Poonen dijo: “Nunca antes en la historia del cristianismo hubo tantos cristianos carnales como en el día de hoy”. No cerremos los ojos a esta triste realidad.

Ya Pablo, inspirado por Dios dijo; “Empero el Espíritu dice manifiestamente, que en los venideros tiempos algunos apostatarán de la fe escuchando a espíritus de error y a doctrinas de demonios; que con hipocresía hablarán mentira, teniendo cauterizada la conciencia (1Ti 4:1-2). No cerremos los ojos ante la triste realidad que muchos “pastores evangélicos” en realidad son demagogos mentirosos profesionales.

 

Los apóstoles del tiempo del Nuevo Testamento no tuvieron dinero (nunca lo pidieron como hoy se insiste en la mayoría de las iglesias), música (no se preocuparon por amplificadores ni altoparlantes), ni utilizaron métodos psicológicos; pero se dejaron verdaderamente guiar por el Espíritu Santo. Precisamente hoy en día, en la mayor parte de toda clase de novedosas iglesias precisamente el Espíritu de Dios es reemplazado por dinero, música y psicología. Esto también es una forma de persecución al cristianismo auténtico.

 

Al tratar el tema de la persecución queremos preguntar también: ¿Por qué los cristianos son perseguidos? ¿Por quién son perseguidos? y ¿Cómo son perseguidos?

 

El tema no es fácil de abarcar. Pero aquí queremos concluir, para que este artículo pueda incentivar a nuestros apreciados lectores a que piensen, opinen y compartan sus opiniones. Esperamos que ahora se entienda mejor por qué razón difundimos tantas informaciones más allá de la pura persecución de los cristianos.

 

Queremos invitar a cada uno de nuestros lectores a que ore, investigue, estudie. Leamos y estudiemos en primer lugar la Biblia, probando todo lo demás a la luz de las Sagradas Escrituras. Sólo así vamos a ser vacunados en contra de cualquier doctrina errada, y cualquier profeta, apóstol y pastor falso.

 

Resumiendo lo expuesto podríamos concluir que el ocultismo, el comunismo, la Nueva Era, el catolicismo, el Nuevo Orden Mundial, la masonería, el humanismo, la globalización, el Islam, el movimiento homosexual, algunos fenómenos dentro del cristianismo moderno etcétera, están todos ligados al ocultismo y su meta final es combatir y erradicar – o sea por medio de la persecución, la infiltración o ideológicamente – al cristianismo auténtico. También cabe aquí citar Tito 1:10-16.

 

Que Dios te bendiga mucho y que Él nos dé más humildad y el discernimiento que tanto nos hace falta, que nos llene de verdad con Su Espíritu Santo. Juan Espina

 

Nota: Los Humanistas desde hace mucho tiempo se jactan de que el Sistema de las Escuelas Públicas destruye la Fe bíblica:

Paul Blanshard, un famoso humanista, hizo ya en el 1976 la siguiente declaración: "Creo que el factor más importante para llevarnos hacia una sociedad secular ha sido el factor educativo. Nuestras escuelas quizás no logren enseñar a Juancito a leer correctamente, pero el hecho de que Juancito esté en la escuela hasta los 16 años nos permite a lograr en él la eliminación de la superstición religiosa. El niño estadounidense promedio ahora adquiere una educación de escuela secundaria, y esto va en contra de Adán y Eva y todos los otros mitos de una tal historia" (The Humanist (revista El Humanista), marzo / abril de 1976, p. 17).

Fuente: Way of Life News, 1.10.2010; redacción: VM-Argentina

 

Para ir a: Comentarios

 

Artículos relacionados: La nueva iglesia

                                   La Gran Conspiración